barcelona

VUPACI participó en las jornadas de la Esa RN37  Urban Sociology

VUPACI participó en las jornadas de la Esa RN37 Urban Sociology

Inequality and uncertainty:  current challenges for cities

El pasado 28 de julio tuvieron lugar las jornadas de la Esa RN37 en donde participaron Jesus Leal ( como Key Speaker), Daniel Sorando (como organizacion y comunicación), Marta Domínguez (como comité cientifico, chair y comunicación) y Andres Walliser (como comunicación). En ellas se trataron las noticias mas relevantes sobre las ciudades europeas, las cuales muestran una creciente preocupacion sobre las desigualdades sociales urbanas.

Esta preocupación se relaciona con el aumento de las desigualdades urbanas en un período de crisis donde ha habido una demanda política de austeridad y estancamiento de los salarios al mismo tiempo que los beneficios y salarios de los gerentes y directores estaban aumentando considerablemente, marcando una distancia clara con el resto de la sociedad. Esta creciente brecha es solo un ejemplo de la distancia entre grupos sociales, entre los cuales las categorías sociales, étnicas, de género y educativas que producen el aumento de la segregación en la mayoría de las ciudades europeas también deberían ser consideradas, como algunas investigaciones han demostrado recientemente.

La presentación analizó estas desigualdades sociales en relación con los análisis simples de la desigualdad económica, mostrando que hay más causas explicativas de los procesos de segregación y gentrificación que las diferencias en salarios o ingresos que siempre se mencionan. Para obtener un conocimiento más profundo de estos procesos, compararemos con precisión dos ciudades españolas, Madrid y Barcelona, ​​tratando de comprender la diferencia entre ellas en los procesos de segregación y los patrones espaciales.

 

Para más información:

Página oficial

Programa:
Posted by moon in Sin categoría, 0 comments
VUPACI participa en un articulo acerca del espacio publico y la creación de redes sociales

VUPACI participa en un articulo acerca del espacio publico y la creación de redes sociales

El control de las conductas sociales a través de la arquitectura

Un artículo publiado por Alberto Barbieri con la colaboración de Pedro Uceda

La arquitectura hostil, o defensiva, es una tendencia de diseño urbano donde los espacios públicos se construyen o alteran para desalentar su utilización indebida. La protagoniza un ‘mobiliario a vocación disciplinaria’, según la definición de algunos sociólogos. Los más afectados por esta estrategia son las personas sin hogar y los que más explotarían los espacios de agregación: los jóvenes.

Objetos, luces y sonidos hostiles

Un símbolo de la arquitectura defensiva es el Camden Bench, el objeto urbano ‘anti-todo’. Instalado por primera vez en Londres en 2012, en estebloque de hormigón es imposible dormir, no tiene grietas en las que se pueda acumular suciedad, es antirrobo, anti-skaters, porque sus bordes dificultan el deslizamiento, y anti-graffiti, por su recubrimiento que repele la pintura. Se puede usar solo para sentarse, aunque de una forma un tanto incómoda.

En muchas ciudades del mundo han proliferado los bancos con un brazo metálico en el medio, de asiento individual o hasta verticales, para estar de pie. También es cada vez más común el uso de pinchos para que las personas no se puedan sentar enfrente de escaparates y portales, o el de bolardos para limitar el acceso a zonas de agrupación.

Cada vez son más frecuentes los bancos con brazos metálicos para evitar a indigentes y cualquier uso que no sea sentarse
Cada vez son más frecuentes los bancos con brazos metálicos para evitar a indigentes y cualquier uso que no sea sentarse (VictorHuang / Getty Images/iStockphoto)

También se usan métodos más sofisticados. En Portland, EE.UU., emplearon la música clásica como elemento disuasivo para la agregación juvenil. Como si para los adolescentes, Bach y Mahler fueran una especie de insecticida. Otras ciudades utilizan generadores de zumbido de alta frecuencia, que resultan molestos especialmente para los menores de 25 años. En el Reino Unido se han construido barrios residenciales con una iluminación rosa que resalta las imperfecciones de los adolescentes y así desalentarlos a salir de casa por la noche.

La iluminación azul se usa en cambio para que los toxicómanos no puedan verse las venas, mientras que en el metro de Tokio, la emplearon para reducir el número de suicidios, gracias a los efectos calmantes de ese color. En Alemania, las paredes de algunas estaciones han sido recubiertas por una pintura hidrofóbica que ‘rebota’ el líquido en los zapatos de quien las use como orinal.

Un atajo ineficaz

Las administraciones más propensas a utilizar dichos recursos son las de las ciudades más ricas y grandes, que deben hacer frente a una gran cantidad de personas e inconvenientes. “El Ayuntamiento de Barcelonano contempla la utilización de mobiliario hostil o defensivo y apuesta por soluciones concretas en relación a conductas incívicas”, aseguran fuentes municipales de la capital catalana.

Con elementos como estos impiden que nadie pueda sentarse frente a los escaparates
Con elementos como estos impiden que nadie pueda sentarse frente a los escaparates (Tempura / Getty Images)

Sin embargo, no se trata solo de los elementos disuasorios, como explica Pedro Uceda Navas, profesor de Sociología Urbana de la Complutense de Madrid: “Una plaza sin zonas verdes, granítica, con equipamientos infantiles inadecuados, puede ser ‘vendida’ por el gobierno local como una rehabilitación del espacio, pero no favorece el uso del mismo por las vecinas y los vecinos”.

Las opciones defensivas eliminan la necesidad de vigilancia e intervención humana, pero más que ofrecer soluciones a los problemas, buscan re-ubicarlos o ocultarlos, según la lógica NIMBY (no en mi patio trasero). “La instalación de cámaras de vigilancia en ciertos puntos de la ciudad, son intentos de disuadir actos delictivos, pero también restringen el uso de ciertos colectivos y no hacen otra cosa que desplazar los espacios donde pueden suceder esos hechos delictivos”, asegura Uceda. Más o menos lo mismo que pasa con las palomas.

Estos populares pinchos hace años que evitan que se posen las palomas
Estos populares pinchos hace años que evitan que se posen las palomas (KeremYucel / Getty Images/iStockphoto)

Solución técnica a un problema social

La arquitectura hostil, de alguna manera, pretende reemplazar el estado del bienestar, con soluciones que abordan desde un punto de vista meramente técnico los síntomas de un problema social, obviando considerar sus causas. Además, hay que tener en cuenta que estas actuaciones urbanísticas limitan también el uso del espacio público al resto de ciudadanos y merman su libertad.

Aparentemente las administraciones locales son conscientes de la miopía de la estrategia defensiva. En Badalona, la administración ha sustituido algunos de los bancos individuales por otros modelos más colectivos a petición ciudadana. En Madrid, la alcaldesa Carmena ha retirado los pinchos de la fuente de Sol para que vuelva a ser utilizada como asiento.

“Las problemáticas y conflictos se tienen que abordar desde diferentes ámbitos como campañas de sensibilización o la participación de servicios sociales”, aseguran desde Barcelona. Por su parte, el Ayuntamiento de Badalona considera que medidas como la “arquitectura hostil no van a la raíz de los posibles conflictos y, además, tienen el peligro de criminalizar ciertos colectivos como por ejemplo la juventud, los migrantes o las personas sin techo”.

Lo cierto es que faltan baños públicos, los albergues municipales suelen encontrarse en las zonas más periféricas de las ciudades y peatonalizar o dedicar suelo al verde urbano es tarea hercúlea. Por otro lado, la educación cívica brilla por su ausencia en los colegios españoles, por muchas recomendaciones del Consejo de Europa y aprender a respetar el espacio de todos parece una quimera.

La perdida de los espacios públicos

Si a la planificación de espacios públicos hostiles, se le añade el impacto que han tenido los terribles atentados de los últimos años, el resultado es el nacimiento de una cultura de la seguridad, percibida más que real, que repercute en lo que llamamos espacios de agregación. No solo no podemos, sino que ya ni queremos agregarnos.

Por otro lado, y no menos importante, está el hecho de que muchos espacios públicos se han convertido en zonas comerciales alquiladas a grandes empresas, donde el individuo es más consumidor que ciudadano. Es el fenómeno que el historiador de la arquitectura Iain Borden ha llamado ‘mallification’, es decir, la transformación de las ciudades en grades superficie al aire libre.

Los espacios públicos han sido conquistados por una arquitectura hostil
Los espacios públicos han sido conquistados por una arquitectura hostil (benedek / Getty Images/iStockphoto)

Vivimos en la época de las ciudades escaparate, donde el orden y el decoro son perseguidos, sobre todo, para la tranquilidad de compradores y turistas. Cada vez es más difícil encontrar un lugar para sentarse en un espacio público, sin la obligación de consumir bienes o servicios. En esta especie de teatro colectivo, problemas como la pobreza y la marginación deben quedarse bien escondidos debajo de la alfombra o muy lejos de la vista.

El ciudadano no debería resignarse al aislamiento dentro de una falsa burbuja de seguridad, y tampoco aceptar el degrado, sino aspirar a ser protagonista en la creación de la ciudad en la que quiere vivir. Como dice el profesor Uceda, “los espacios públicos deben ser inclusivos, favorecer la permanencia en ellos y poder ser reconocidos como algo propio del individuo. En otras palabras, debemos apropiarnos de los espacios públicos, y no dejar que nos digan cómo tenemos que utilizarlos”.

 

Acceso al artículo original:

espacio público y su papel en la Ciudad para la creación de redes

Posted by moon in Sin categoría, 0 comments
VUPACI participa en el II Congreso internacional de sociología y antropología

VUPACI participa en el II Congreso internacional de sociología y antropología

El centro de la ciudad ¿para quién?: el impacto de la turistificación, la gentrificación y la estudentificación.

Logotipo de pie de página

El año 2017 ha sido declarado por las Naciones Unidas como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. Tal y como afirma la OMT, el Año Internacional aspira a sensibilizar a los responsables de tomar decisiones y al público en general de la contribución del turismo sostenible al desarrollo, movilizando a la vez a todos los grupos de interés para que trabajen juntos para hacer del turismo un catalizador de cambio positivo. En este contexto, el Grupo de Trabajo “Turismo, gobernanza y desarrollo local” pretende promover la reflexión sobre la importancia de que los destinos turísticos desarrollen un entorno de gobernanza bien estructurado para favorecer el desarrollo turístico sostenible. Se propone la consideración de las cuatro dimensiones de la sostenibilidad: la económica, la medioambiental, la social-cultural y la de gestión del destino.  Es precisamente en estas dos últimas en las que se hace énfasis desde este Grupo de Trabajo. Se ofrece un foro de discusión sobre la relación entre la gobernabilidad de los destinos, el desarrollo sostenible y el desarrollo local en el que se avance en el conocimiento sobre temas tales como:

  • La noción de gobernanza a diferentes niveles: subnacional, nacional e internacional y las acciones necesarias para su fortalecimiento.
  • La cooperación público-público y público-privada en el desarrollo de turismo. Redes de organizaciones, redes de colaboración y redes de políticas públicas.
  • Experiencias innovadoras de colaboración entre agentes para garantizar la sostenibilidad económica, medioambiental y social-cultural.
  • La capacidad de influencia de la población local y agentes no gubernamentales en el desarrollo turístico. El concepto de participación ciudadana.
  • Viabilidad política de procesos de desarrollo turístico que favorezcan el desarrollo local y la satisfacción de los visitantes.

Coordinadoras: Ana Goytia (Universidad de Deusto), Marta Domínguez (Universidad Complutense de Madrid) y Montserrat Crespi (Universidad de Barcelona).

 


PROGRAMA

Jueves, 1 de marzo de 2018

09:00 – Recogida de material y acreditaciones

10:00 – Presentación del congreso

11:00 – Pausa café

11:30 – 1ª sesión de los grupos de trabajo

14:00 – Comida en el Club Social III de la UA

16:00 – Simposium 1: Retos para la investigación social del turismo en Latinoamérica

18:00 – 2ª sesión de los grupos de trabajo

21:30 – Cena-cóctel en el Restaurante Aldebarán (en el Real Club de Regatas de Alicante).

 

Viernes, 2 de marzo de 2018

09:30 – 3ª sesión de los grupos de trabajo

11:30 – Pausa café

12:00 – Simposium 2: Coloquio interdisciplinar (o lo que podríamos aprender los unos de los otros)

14:00 – Comida en el Club Social III de la UA

16:00 – Taller: orientaciones prácticas para publicar un trabajo de investigación social en turismo

17:30 – 4ª sesión de los grupos de trabajo

19:00 – Clausura a cargo de Antón Álvarez Sousa y Agustín Santana, presidentes del Comité Científico, y de Raquel Huete, Directora General de Turismo de la Generalitat Valenciana.

19:45 – Reunión de los comités


 

Para acceder a la página web:

II Congreso Internacional de Sociología y Antropología del Turismo

Posted by moon in blog, 0 comments
VUPACI y Marta Domínguez junto con Montserrat Crespi

VUPACI y Marta Domínguez junto con Montserrat Crespi

“Urban food markets and their sustainability: the compatibility of traditional and tourist uses”

A traves de la revista Taylor & Francis nos llega este articulo acerca de “los mercados de alimentos urbanos y su sostenibilidad” donde Marta Domínguez junto con Montserrat y Oscar, nos acercan a la importancia de estos mercados urbanos y su nueva participación en las ciudades. Se trata de una combinación del típico mercado tradicional que poseían antiguamente las grandes ciudades y las nuevas atracciones turísticas que empiezan a ser. Es decir, una mezcla de usos tradicionales con turísticos que crecen cada día, por lo que es importante conocer cual es el impacto que crea en las ciudades y que dinámicas establece con sus vecinos.

 

Para el acceso al artítulo:

Urban food markets and their sustainability: the compatibility of traditional and tourist uses

 

Posted by moon in blog, 0 comments