artículo

VUPACI: “Los olvidados de Madrid”

Dentro de la Comunidad de Madrid, el 46% de los hogares tienen dificultades para llegar a final de mes. Dato que supone casi un 50% de la población roza la desigualdad según datos del INE, e incluso un 34% de las familias no podrían hacer frente a gastos imprevistos. De ese total un 17% se encuentra en riesgo real de pobreza, y un 8% no podría tener recursos para afrontar el invierno.
(Articulo originalmente publicado en https://elpais.com)
Por: Juan José Mateo y Luca Costantini

 Ana, Carlos, Sara y Ryan tienen historias muy diferentes, pero en ellas hay elementos en común. Son todos vecinos del distrito de Vicálvaro, una zona donde la esperanza de vida media es dos años inferior a la de otros distritos del norte, como Barajas o Chamartín. Vicálvaro también tiene el mayor porcentaje de parados sin prestación social de la capital, y el relato de estos vecinos revela que las dificultades económicas marcan a fuego la calidad de su vida. El paro, los números rojos, la enfermedad, el hambre, la posibilidad de perder su hogar y el miedo al futuro alimentan sus preocupaciones.

“Hemos llegado a añadir agua a la leche para darle de comer a nuestros hijos”, lamentan Ryan y Sara, que tienen tres niños pequeños. Llegaron a Madrid desde Marruecos hace 16 años y vivieron un desahucio hace dos. Ahora residen en un piso protegido, pero con miedo a perderlo cada tres meses.

“En invierno llegamos a tener encendida la calefacción una vez a la semana. Solo un ratito, porque se dispara la factura”, tercia Carlos, que trabajó durante años en el sector de la seguridad, está en paro, y ahora vive con su madre.

“Sin trabajo tienes que ahorrar en todo: comprar menos frutas y menos carne, y las ayudas no son suficientes (para compensarlo)”, remata Ana. “Cada año mejoran las calles del distrito, pero tienen que mejorar la vida de las personas. ¿Qué me importa a mí si las aceras son más anchas o no?”, lamenta esta vecina de Vicálvaro “de toda la vida”, que vive con 500 euros al mes.

Todos tienen palabras duras para el Ayuntamiento de la capital y para el Gobierno de la Comunidad. Y todos prefieren usar nombres ficticios por miedo a las supuestas “represalias” de los servicios sociales. De ellos dependen para cobrar la renta mínima de inserción, una ayuda de entre 400 y 700 euros mensuales, en función del tamaño de la familia, de la que se benefician 25.859 personas. Ana dice que un error administrativo le costó no percibirla durante dos meses. Estuvo a punto de perder el piso, todo su presente y gran parte de su futuro. “¿Qué quieren, que vaya a robar?”, se pregunta.

Frontera geográfica y vital

Ese interrogante resume la desesperación de una parte de la población madrileña, a la que no ha llegado la bonanza de la que disfruta el resto. En 2017, la Comunidad registró el mejor PIB por habitante de España: 33.809 euros, una cifra 35,2% superior a la media, que fue de 24.999 euros. Madrid también está por debajo de la media nacional en casi todos los indicadores que alertan a los gestores sobre la pobreza y las dificultades de sus ciudadanos. Y en ninguna otra región de Europa se vive tanto tiempo (85,2 años, según Eurostat) como en esta.

Sin embargo, una frontera invisible recorre la Comunidad, separando a los ciudadanos. A veces es geográfica: el norte rico frente al sur pobre. En ocasiones es de infraestructuras, servicios e ingresos: dependiendo del barrio de la capital en el que uno viva, puede llegar a morirse hasta tres años antes que en las zonas mejor dotadas. Siempre es dramática: en una región boyante, que lidera la economía española y la inversión extranjera, se multiplican los proyectos vitales cancelados por la falta de recursos.

“En la capital, hay unas diferencias brutales. Y en la Comunidad de Madrid no tiene nada que ver el norte con el sur”, fotografía Eva López Simón, de UGT. “Es el nivel económico, el educativo, la alimentación, el estilo de vida saludable, la sanidad”, razona para explicar el 20,6% de tasa de riesgo de pobreza o exclusión que registra la región, donde el 21,4% de las personas no puede permitirse ir de vacaciones una vez al año y el 7% se ha retrasado en algún momento en el pago de la hipoteca o la cuota de la comunidad de vecinos. “Al final, es un tema económico y laboral: zona con mucho paro y zona con nivel económico más alto”.

“Los barrios del sur son bastante más vulnerables que los del norte”, coinciden sobre la capital los profesores Roberto Losada y Rubén Sánchez Medero, de la Universidad Carlos III, que analizan el desequilibrio territorial a través de la inteligencia artificial. “Los factores más determinantes son la renta media del hogar y la tasa media de paro entre los mayores de 45 años”.

La Comunidad y el Ayuntamiento

Para combatir esas desigualdades, la Comunidad ha incrementado el presupuesto de políticas sociales un 26% en lo que va de legislatura, alcanzando los 1.729 millones. La Administración destina 120 millones a becas y ayudas al estudio; más de 33 a convenios con las entidades locales que se encargan de la atención social primaria; y otros 30 a financiar proyectos de acogida e integración de 151.117 personas en situaciones de vulnerabilidad.

“El Gobierno de la Comunidad combate la pobreza y la exclusión social promoviendo las condiciones económicas necesarias para que se generen más oportunidades de trabajo; protegiendo el acceso y la calidad de los servicios públicos esenciales, la educación y la sanidad; y estableciendo mecanismos de protección social”, argumenta un portavoz regional, que recuerda que el Ejecutivo de Ángel Garrido ha entregado 2.400 viviendas sociales en lo que va de legislatura, que ha impulsado un bono social para rebajar el recibo del agua a quienes cobren una pensión de viudedad inferior a los 1.000 euros, y que ha promovido un programa de reducción de rentas de alquiler social del que se benefician 8.000 familias al año.

El Ayuntamiento de Madrid, por su parte, asegura que durante este mandato ha presupuestado un 24% más de fondos para los distritos vulnerables que hace cuatro años, aunque la oposición habla de baja ejecución del gasto. Asimismo, el equipo de Manuela Carmena subraya la puesta en marcha de políticas de reequilibrio territorial y los nuevos programas de cuidado, como la creación de los equipos de actuación distrital, que se consolidarán: “Tenemos en Usera, Villaverde, Carabanchel, Latina, Vicálvaro, Moratalaz, Retiro, Ciudad Lineal, Barajas y San Blas- Canillejas, y en Vallecas tienen el Vallecas Labora. Reforzaremos la presencia en estos distritos vulnerables”, explican fuentes municipales.

Detrás de esos fríos datos hay personas. Hombres, mujeres, niños. Familias que dependen de la pensión de los abuelos para subsistir. Gente que no podría salir adelante sin las ayudas de la Administración. Afectados por la desigualdad con nombres y apellidos, como Julio.

“Hoy tenía que estar haciendo un curso como carretillero, de mozo de almacén. No pude ir porque no tengo dinero para coger el autobús”, cuenta este dominicano afincado en España desde hace más de un decenio. “No tengo con qué comprar el bono, mucho menos los 4 euros diarios que tenía que gastar durante un mes y medio para ir”, añade este peluquero residente en la capital. “Estamos viviendo mis dos hermanas, una sobrina y yo apeñaditos, porque el piso tiene dos habitaciones y hay que alquilar una” cuenta. “Hace mucho tiempo que no veo un filete. Y del pescado, la cabeza. Como arrocito. Alubia pinta. Cosas baratas de marca blanca para que rindan los cinco euros que podemos gastarnos. Lo importante es no dejarse morir de hambre”.


UN ALGORITMO PARA DETECTAR LA VULNERABILIDAD DE LOS BARRIOS

La vulnerabilidad de los barrios es algo que se puede medir de manera objetiva. De ello están convencidos los profesores Roberto Losada y Rubén Sánchez Medero, del departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Carlos III de Madrid, que han elaborado, gracias a expertos en Inteligencia Artificial del centro académico, un algoritmo para actualizar en tiempo real la situación económico y social de los barrios de la capital. Su trabajo se dirige al Ayuntamiento de la capital, con el que han firmado un contrato para el proyecto. “Su finalidad es igualar el desarrollo, para que la diferencia entre el peor y el mejor barrio sea la menor posible”, resumen en conversación con EL PAÍS.

El algoritmo combina las opiniones de varios expertos del sector (en el marco del llamado proceso de análisis jerárquico). De esta manera, espera lograr el mayor consenso posible sobre el cálculo de la desigualdad. Para ello usan indicadores como la renta media del hogar, la tasa media de paro, el crecimiento demográfico y la educación, entre otros. Estos “indicadores del grado de vulnerabilidad de los barrios” se actualizan automáticamente a través de los datos que posee el Consistorio capitalino.

Así, el sistema ordena en un listado en continua actualización cuáles son las zonas de Madrid que más sufren, y las que menos. Los barrios de San Diego, Entrevías, Numancia, Portazgo (Vallecas) y San Cristóbal (Villaverde) son, según el último muestreo, los peor parados de la capital. Los más desarrollados se encuentran en Moncloa-Aravaca, Chamartín y Salamanca. Aunque el algoritmo permite saber si hay zonas que empeoran sus condiciones. La Guindalera, por ejemplo, en el distrito de Salamanca, tiene niveles de vulnerabilidad mayores que los barrios colindantes.

Gracias a este análisis, el Ayuntamiento tiene un instrumento para comprender dónde invertir y en qué medida. El afán de los investigadores de la Carlos III es que esas inversiones municipales se moldeen sobre su ranking de vulnerabilidad. En 2017, tras firmar el acuerdo con esta Universidad, el Consistorio anunció la puesta en marcha de 74 millones de euros para reequilibrar el territorio. Una cifra cuestionada por la oposición, que alerta de la baja ejecución de dicho gasto.

El gobierno de Manuela Carmena,  no obstante, relanza. Fuentes municipales señalan que para 2018 el 63% del importe del Fondo de Reequilibrio Territorial se destinarán a actuaciones a desarrollar los ocho distritos considerados más vulnerables: Latina, Carabanchel, Usera, Puente de Vallecas, Villaverde, Villa de Vallecas, Vicálvaro y San Blas.

La importancia de estos distritos es también electoral. A pocos meses de las elecciones municipales de mayo, mucho se jugará en esos distritos. Se trata de zonas muy pobladas de Madrid, que en los últimos tres comicios decantaron su voto hacia el partido que luego ganó las elecciones. Así fue en las dos victorias de Alberto Ruiz-Gallardón, cuya formación, el PP, logró en esos barrios muy buenos resultados. Y en 2015, Ahora Madrid arrasó literalmente, haciendo suyo cada uno de los ocho distritos del sur más vulnerables. Confirmar esos datos en 2019 será clave para que Carmena revalide la alcaldía.

Dejamos el enlace directo al artículo en el siguiente link:

Desigualdad: los olvidados

 

Posted by moon in blog, 0 comments
VUPACI participa en el artículo en defensa de los público en relación con el Caso Cifuentes

VUPACI participa en el artículo en defensa de los público en relación con el Caso Cifuentes

UNA UNIVERSIDAD REAL Y LEGAL

Articulo de Olga Salido en defensa de lo publico al hilo del caso Cifuentes

Recordamos el artículo redactado por Olga Salido, participante de Vupaci en donde nos acerca al paradigma actual de la enseñanza en relación con el Caso Cifuentes surgido en el mes de Abril de este año.

Del escándalo de la presidenta de la Comunidad de Madrid y su máster fantasma hemos aprendido algunas cosas sobre la Universidad; no todas buenas, por lo demás. En el camino, se ha sembrado una sombra de duda sobre el conjunto de esta institución y sobre la comunidad de docentes, estudiantes y personal administrativo y de servicios que la conforman. Constituye, sobre todo, además de una indignidad, una falta de respeto no sólo a la comunidad universitaria, sino al conjunto de los ciudadanos. La Universidad es la piedra angular de las actuales sociedades del conocimiento, clave de su progreso económico y social; una piedra especialmente valiosa para la Comunidad de Madrid, donde se concentra aproximadamente uno de cada cinco de los estudiantes superiores de este país. Un diamante que algunos quieren convertir en simple carbón.

Cierto es que la polémica ha servido para poner a la Universidad en el foco de atención política y mediática, pero no para analizar sus problemas, diagnosticar sus necesidades y buscar soluciones, sino precisamente para todo lo contrario, para denostarla y calumniarla. El tan necesario debate sobre su papel y el de la ciencia en nuestro país está aún pendiente, y éste no es el mejor caldo de cultivo para que tenga lugar. Hemos oído cosas como que es práctica habitual que los estudiantes se matriculen fuera de plazo, que se les ajusten las clases a medida, que se realicen pruebas ad hoc para aquellos que estén muy ocupados… Eso, al parecer, es práctica habitual en la Universidad española y, más concretamente, en la madrileña. Bueno, para ser más exactos, en la pública madrileña… ¿o sólo en una de ellas? Pues no, no lo es en absoluto. Y quien lo diga, miente.

Conviene recordar algunas cosas básicas que teníamos por ciertas y seguras, pero que quizá hayan quedado algo desdibujadas tras la aciaga polémica de las últimas semanas. La Universidad es un lugar donde los estudiantes cursan estudios reglados, bajo la tutela de profesoras y profesores que, previo proceso público de acreditación y selección, imparten la docencia y realizan la evaluación de los estudiantes de acuerdo con criterios universales y públicos. Los profesores, finalmente, acreditan la obtención de las competencias y cualificaciones reconocidas oficialmente como parte de la asignatura/titulación, un reconocimiento que queda formalizado mediante la concesión de un título homologado expedido por la universidad correspondiente. Dicho de manera simple, es una maquinaria burocrática –y, por tanto, guiada por una lógica racional y universal– al servicio de la formación de alto nivel de los ciudadanos y ciudadanas, que a cambio del esfuerzo, tiempo y dinero de éstos, expide títulos que acreditan su competencia de cara al mercado laboral.

Es en este sentido en el que se puede decir que la Universidad es legal: se atiene a la Ley en su funcionamiento, ciega a intereses personales o espurios. Pero, además, es real. Lo es por muchos motivos. Primero, porque está llena de jóvenes que se esfuerzan cada día por avanzar en sus aprendizajes, de profesoras y profesores que realizan con ilusión (y un gran grado de altruismo en muchos casos) su trabajo y de un montón de personas que conforman su equipo humano (administrativo, mantenimiento, limpieza, etcétera). Sus vidas, sus ilusiones, su esfuerzo, su trabajo, todo eso es real.

La Universidad es real, además, porque expide títulos reales; no sólo de máster (490 en universidades públicas de la Comunidad de Madrid en el curso 2017-2018), aunque también, y lo hace de acuerdo con procedimientos establecidos formalmente, que abren o cierran opciones para los estudiantes, que les admiten o no para cursar estudios, que les acreditan o no para obtener el título. Todo ello es posible precisamente porque esa comunidad real de universitarios funciona de acuerdo con normas compartidas, legales y reales, sancionadas no sólo por las autoridades de la Universidad, sino también por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad (Aneca) o la correspondiente autonómica, que primero aprueba, o no, las titulaciones, y luego las evalúa periódicamente para comprobar el cumplimiento y la calidad de la implantación del programa de estudios en todos sus niveles.

Número de másteres impartidos por tipo de universidad y grado de presencialidad de la titulación

 

 

Fuente: Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Todos estos procedimientos garantizan la seguridad jurídica de los estudiantes y del conjunto de la comunidad universitaria. También son garantes de su credibilidad. Ni los alumnos se matriculan cuando quieren, ni pueden aprobar sin ir a clase ni obtienen títulos sin examinarse. Hay muchos controles para que todo esto no pase aunque, lamentablemente, parece haber indicios fehacientes de que todas o algunas de esas cosas han ocurrido. Resulta aún más sangrante por tratarse, precisamente, de una autoridad pública, de la máxima autoridad de la que depende la gestión y financiación de las universidades madrileñas. Hechos graves que suponen, como mínimo, una violación de las normas generales que rigen el sistema universitario público, si no un delito. Pero sobre todo, suponen la ruptura del principio básico de confianza de los ciudadanos en una de sus instituciones básicas, pilar del Estado de bienestar y motor de nuestra economía: la Universidad pública. No nos podemos permitir dejar de creer en ella, pero especialmente que la manchen y la desacrediten quienes sólo pretenden su beneficio personal.

Es posible que aun a estas alturas alguien crea que la Universidad pública madrileña es un lugar en el que todo vale. Que sus títulos no tienen valor. Que su personal no cumple con sus funciones con el celo debido. Pues bien, ya lo siento, a quienes crean esto les tengo que decir que vivimos en sistemas universitarios paralelos. Y en el mío, somos la inmensa mayoría. Mientras algunos prefieren pensar en títulos de juguete y académicos títeres, los demás seguiremos, cada día, madrugando y asistiendo a nuestro puesto de trabajo o de estudio con la ilusión de hacer un trabajo digno y maravilloso, que ayuda a crecer a los demás y a nosotros mismos. Somos reales y legales. Nosotros sí, ustedes no.

Posted by moon in blog, 0 comments
VUPACI participa en las jornadas de investigación dramaturgia

VUPACI participa en las jornadas de investigación dramaturgia

Jornadas de investigación dramaturgia acerca de la identidad urbana y el genero en la ciudad en el espacio de lo local 

JORNADAS DE INVESTIGACIÓN ESCÉNICA
“HACIA UNA DRAMATURGIA CONSTITUYENTE. GÉNERO E IDENTIDADES”

El colectivo artístico y teatral BisturíEnMano, en colaboración con la Sala Equis y Nave 73, pone en marcha sus primeras jornadas de investigación escénica, que este primer año giran en torno al género y las identidades. Las Jornadas constarán de dos partes: una serie de ponencias que favorezcan la reflexión teórica de la mano de expertas en materia de género y un taller corporal impartido por Darío Sigco y una master class de la mano de Teatro Envilo, donde se trabajarán a nivel físico y escénico los mismos temas.

De las conclusiones colectivas que se extraigan de las jornadas, BisturíEnMano construirá la dramaturgia de su nueva pieza teatral, poniendo en práctica un nuevo método de creación escénica que tenga en cuenta la voz de la ciudadanía.

Taller de investigación dramaturgia. Dramaturgia constituyente. 

II Acto: El descubrimiento de las identidades.

Del territorio público al territorio individual, con Marta Domínguez Pérez y Alessia Cartoni

sobre la identidad tejida en los barrios desde las diversas variables y la interseccionalidad que pivota sobre el genero como eje estructurante de las dinámicas de lo cotidiano en lo local.  Desde lo reproductivo, lo vulnerable, etc… de los barrios a la construcción de la identidad local en la ciudad. Centrandose en la  experiencia de Madrid.

Presentación de ponencia en el marco de jornadas para la elaboración de una obra teatral que difunda estos contenidos de genero e identidad urbana a través de metodologías artisticas como el teatro.
Acceso al enlace:
Posted by moon in blog, 0 comments
VUPACI participa en un articulo acerca del espacio publico y la creación de redes sociales

VUPACI participa en un articulo acerca del espacio publico y la creación de redes sociales

El control de las conductas sociales a través de la arquitectura

Un artículo publiado por Alberto Barbieri con la colaboración de Pedro Uceda

La arquitectura hostil, o defensiva, es una tendencia de diseño urbano donde los espacios públicos se construyen o alteran para desalentar su utilización indebida. La protagoniza un ‘mobiliario a vocación disciplinaria’, según la definición de algunos sociólogos. Los más afectados por esta estrategia son las personas sin hogar y los que más explotarían los espacios de agregación: los jóvenes.

Objetos, luces y sonidos hostiles

Un símbolo de la arquitectura defensiva es el Camden Bench, el objeto urbano ‘anti-todo’. Instalado por primera vez en Londres en 2012, en estebloque de hormigón es imposible dormir, no tiene grietas en las que se pueda acumular suciedad, es antirrobo, anti-skaters, porque sus bordes dificultan el deslizamiento, y anti-graffiti, por su recubrimiento que repele la pintura. Se puede usar solo para sentarse, aunque de una forma un tanto incómoda.

En muchas ciudades del mundo han proliferado los bancos con un brazo metálico en el medio, de asiento individual o hasta verticales, para estar de pie. También es cada vez más común el uso de pinchos para que las personas no se puedan sentar enfrente de escaparates y portales, o el de bolardos para limitar el acceso a zonas de agrupación.

Cada vez son más frecuentes los bancos con brazos metálicos para evitar a indigentes y cualquier uso que no sea sentarse
Cada vez son más frecuentes los bancos con brazos metálicos para evitar a indigentes y cualquier uso que no sea sentarse (VictorHuang / Getty Images/iStockphoto)

También se usan métodos más sofisticados. En Portland, EE.UU., emplearon la música clásica como elemento disuasivo para la agregación juvenil. Como si para los adolescentes, Bach y Mahler fueran una especie de insecticida. Otras ciudades utilizan generadores de zumbido de alta frecuencia, que resultan molestos especialmente para los menores de 25 años. En el Reino Unido se han construido barrios residenciales con una iluminación rosa que resalta las imperfecciones de los adolescentes y así desalentarlos a salir de casa por la noche.

La iluminación azul se usa en cambio para que los toxicómanos no puedan verse las venas, mientras que en el metro de Tokio, la emplearon para reducir el número de suicidios, gracias a los efectos calmantes de ese color. En Alemania, las paredes de algunas estaciones han sido recubiertas por una pintura hidrofóbica que ‘rebota’ el líquido en los zapatos de quien las use como orinal.

Un atajo ineficaz

Las administraciones más propensas a utilizar dichos recursos son las de las ciudades más ricas y grandes, que deben hacer frente a una gran cantidad de personas e inconvenientes. “El Ayuntamiento de Barcelonano contempla la utilización de mobiliario hostil o defensivo y apuesta por soluciones concretas en relación a conductas incívicas”, aseguran fuentes municipales de la capital catalana.

Con elementos como estos impiden que nadie pueda sentarse frente a los escaparates
Con elementos como estos impiden que nadie pueda sentarse frente a los escaparates (Tempura / Getty Images)

Sin embargo, no se trata solo de los elementos disuasorios, como explica Pedro Uceda Navas, profesor de Sociología Urbana de la Complutense de Madrid: “Una plaza sin zonas verdes, granítica, con equipamientos infantiles inadecuados, puede ser ‘vendida’ por el gobierno local como una rehabilitación del espacio, pero no favorece el uso del mismo por las vecinas y los vecinos”.

Las opciones defensivas eliminan la necesidad de vigilancia e intervención humana, pero más que ofrecer soluciones a los problemas, buscan re-ubicarlos o ocultarlos, según la lógica NIMBY (no en mi patio trasero). “La instalación de cámaras de vigilancia en ciertos puntos de la ciudad, son intentos de disuadir actos delictivos, pero también restringen el uso de ciertos colectivos y no hacen otra cosa que desplazar los espacios donde pueden suceder esos hechos delictivos”, asegura Uceda. Más o menos lo mismo que pasa con las palomas.

Estos populares pinchos hace años que evitan que se posen las palomas
Estos populares pinchos hace años que evitan que se posen las palomas (KeremYucel / Getty Images/iStockphoto)

Solución técnica a un problema social

La arquitectura hostil, de alguna manera, pretende reemplazar el estado del bienestar, con soluciones que abordan desde un punto de vista meramente técnico los síntomas de un problema social, obviando considerar sus causas. Además, hay que tener en cuenta que estas actuaciones urbanísticas limitan también el uso del espacio público al resto de ciudadanos y merman su libertad.

Aparentemente las administraciones locales son conscientes de la miopía de la estrategia defensiva. En Badalona, la administración ha sustituido algunos de los bancos individuales por otros modelos más colectivos a petición ciudadana. En Madrid, la alcaldesa Carmena ha retirado los pinchos de la fuente de Sol para que vuelva a ser utilizada como asiento.

“Las problemáticas y conflictos se tienen que abordar desde diferentes ámbitos como campañas de sensibilización o la participación de servicios sociales”, aseguran desde Barcelona. Por su parte, el Ayuntamiento de Badalona considera que medidas como la “arquitectura hostil no van a la raíz de los posibles conflictos y, además, tienen el peligro de criminalizar ciertos colectivos como por ejemplo la juventud, los migrantes o las personas sin techo”.

Lo cierto es que faltan baños públicos, los albergues municipales suelen encontrarse en las zonas más periféricas de las ciudades y peatonalizar o dedicar suelo al verde urbano es tarea hercúlea. Por otro lado, la educación cívica brilla por su ausencia en los colegios españoles, por muchas recomendaciones del Consejo de Europa y aprender a respetar el espacio de todos parece una quimera.

La perdida de los espacios públicos

Si a la planificación de espacios públicos hostiles, se le añade el impacto que han tenido los terribles atentados de los últimos años, el resultado es el nacimiento de una cultura de la seguridad, percibida más que real, que repercute en lo que llamamos espacios de agregación. No solo no podemos, sino que ya ni queremos agregarnos.

Por otro lado, y no menos importante, está el hecho de que muchos espacios públicos se han convertido en zonas comerciales alquiladas a grandes empresas, donde el individuo es más consumidor que ciudadano. Es el fenómeno que el historiador de la arquitectura Iain Borden ha llamado ‘mallification’, es decir, la transformación de las ciudades en grades superficie al aire libre.

Los espacios públicos han sido conquistados por una arquitectura hostil
Los espacios públicos han sido conquistados por una arquitectura hostil (benedek / Getty Images/iStockphoto)

Vivimos en la época de las ciudades escaparate, donde el orden y el decoro son perseguidos, sobre todo, para la tranquilidad de compradores y turistas. Cada vez es más difícil encontrar un lugar para sentarse en un espacio público, sin la obligación de consumir bienes o servicios. En esta especie de teatro colectivo, problemas como la pobreza y la marginación deben quedarse bien escondidos debajo de la alfombra o muy lejos de la vista.

El ciudadano no debería resignarse al aislamiento dentro de una falsa burbuja de seguridad, y tampoco aceptar el degrado, sino aspirar a ser protagonista en la creación de la ciudad en la que quiere vivir. Como dice el profesor Uceda, “los espacios públicos deben ser inclusivos, favorecer la permanencia en ellos y poder ser reconocidos como algo propio del individuo. En otras palabras, debemos apropiarnos de los espacios públicos, y no dejar que nos digan cómo tenemos que utilizarlos”.

 

Acceso al artículo original:

espacio público y su papel en la Ciudad para la creación de redes

Posted by moon in Sin categoría, 0 comments
VUPACI y la discriminación hacia el colectivo de personas mayores

VUPACI y la discriminación hacia el colectivo de personas mayores

La inteligencia artificial discrimina a las personas mayores

Un artículo EFEFUTURO MADRID

(Artículo originalmente publicado en: https://www.efefuturo.com)

“Los algoritmos suelen caer en decisiones discriminatorias y en invisibilizar colectivos”, han alertado las investigadoras de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC) Andrea Rosales y Mireia Fernández-Ardèvol, expertas ambas en personas mayores y TIC.

Según estas expertas, mientras que la discriminación por sexo, raza u orientación sexual está ampliamente documentada, la discriminación por edad (edadismo) no recibe la misma atención.

“En muchos estudios no hay un control suficiente de la demografía de la muestra, se aplican ideas estereotipadas sobre el uso de las TIC en algunos colectivos, como en el caso de los ancianos, o hay limitaciones técnicas en los sistemas de medida que analizan variables”, ha enumerado Fernández-Ardèvol.

<p>En la imagen, un anciano escribe en el teclado de su ordenador. EFE/NACHO GALLEGO</p>

¿Sistemas inteligentes?

Entre los ejemplos de discriminación están las plataformas digitales, por ejemplo Facebook, donde, aunque ahora ya se ha corregido, al principio los usuarios no podían declarar una edad de más de 80 años.

“Los diseñadores pensaron simplemente que una persona tan mayor nunca estaría interesada en usarla”, ha indicado Fernández-Ardèvol, que es codirectora del grupo de investigación Communication Networks & Social Change (CNSC) del Internet Interdisciplinary Institute (IN3) de la UOC.

La publicidad online tampoco se suele ajustar a las necesidades de un usuario mayor ya que “cuando una persona se registra en una plataforma digital y no ha declarado el sexo o la edad previamente, los algoritmos acaban eligiendo y mostrando un tipo de publicidad desacertada”, según el estudio.

“Muchas veces las predicciones de edad que hacen los sistemas inteligentes para adaptar los anuncios al usuario son erróneas, y puede pasar, por ejemplo, que una persona de 50 años le aparezca publicidad sobre pruebas de embarazo dirigida a personas de 30 años. Probablemente, esta publicidad no es relevante para esta persona e, incluso, puede ser molesta”, ha advertido Rosales.

La invisibilización de este colectivo también se produce en las ‘start-ups’ y en empresas de innovación digital, que basan sus servicios en la Inteligencia Artificial.

 

Acceso al artículo completo:

La inteligencia artificial discrimina a las personas mayores

Posted by moon in blog, 0 comments
VUPACI y volumen 2 revista sociedad e infancias

VUPACI y volumen 2 revista sociedad e infancias

Volumen 2: “Los derechos de ciudadanía de niños, niñas y adolescentes”

Sociedad e Infancias es una revista interdisciplinaria, cuyo objetivo es promover el conocimiento científico sobre las vidas de los niños, niñas y adolescentes, principalmente en el ámbito español, portugués e iberoamericano y orientado en la línea de los nuevos estudios de infancia.


Busca contribuciones

  • Fecha límite de recepción de artículos: 1 de marzo de 2018
  • Publicación: Julio 2018

 

La imagen hegemónica de un niño (o niña o adolescente) lo señala como un ser humano en formación, incompleto y en consecuencia dependiente, incapaz de actuar por sí mismo, inclusive privado de un juicio moral correcto. La imagen del niño está construida como reverso de la imagen del adulto, concebido como ciudadano de pleno derecho. Esta estricta concepción jurídico-política de ciudadanía se encuentra actualmente desbordada, dando paso a unas prácticas que se reconocen como las de una ciudadanía más plural, abierta, heterogénea y diferenciada. La cuestión es ver si el debate actual sobre ciudadanía puede dar cabida al reconocimiento de niños, niñas y adolescentes como actores en el ejercicio de su ciudadanía (civil, política y social). Todo ello partiendo de la evidencia empírica, así como de los conocimientos producidos por los actuales estudios de infancia.

La sección monográfica de este segundo número de Sociedad e Infancias se dedicará a las contribuciones que aporten luz sobre este tema, sus fundamentos y sus manifestaciones en los diferentes ámbitos geográficos, culturales y sociales que constituyen el marco de referencia para esta revista.

 


Tipos de originales aceptados

  • Artículos para la sección monográfica: Trabajos originales, de carácter teórico o empírico, que versen sobre el tema de los derechos de ciudadanía de la población infantil y adolescente.
  • Artículos para la sección miscelánea: Trabajos originales, de carácter teórico o empírico, sobre cualquier otro tema referido a la infancia y adolescencia y/o al estudio de las vidas de niños, niñas o adolescentes.
    • Recensiones: Trabajos de evaluación y análisis crítico de una obra que verse sobre alguno de los temas de interés para la revista.
    • Otras colaboraciones: Sección abierta a diferentes aportaciones que den muestra de la actividad en el campo de la investigación aplicada, la intervención social, la defensa de los derechos o el desarrollo y evaluación de proyectos; especialmente de aquellas  que hayan contado con la participación activa de niños, niñas y adolescentes.

Se aceptarán contribuciones escritas tanto en español como en portugués.

 


 

Forma de envío

El envío de cualquier tipo de contribuciones se realizará a través de la página web de la revista:  http://revistas.ucm.es/index.php/SOCI donde figuran en detalle las normas para autores.

Contacto: Secretaría de la Revista: sociedadeinfancia@ucm.es

 

Posted by moon in Sin categoría, 0 comments
VUPACI y Daniel Sorando en “Urbanistica Tre”

VUPACI y Daniel Sorando en “Urbanistica Tre”

 

El pasado mes de diciembre de 2017, llegó la publicación de “Quaderni” centrada en las actividades y prácticas acerca de “anti-gentrificación”, junto con los desafíos que han surgido hacia el debate sobre lo público. Uno de nuestros componentes de VUPACI nos acerca directamente hacia el problema que ha generado en el España en su artículo bajo el nombre de “El estallido de las resistencias contra la gentrificación en España”.

 

Descargar en el siguiente link:

El estallido de las Resistencias contra la gentrificación en España

Posted by moon in blog, 0 comments
VUPACI y la realidad sobre la pobreza infantil en España

VUPACI y la realidad sobre la pobreza infantil en España

Tras los últimos acontecimientos en relación con Cataluña, han vuelto a salir como argumentos principales en las discusión en las redes sociales que “aquí no hay pobreza infantil” y “que si un niño va al colegio sin desayunar era por falta de hambre“, pero sin embargo, a pesar de que resulte difícil encontrar datos que muestren esta realidad, no podemos negarla.

La situación de los niños menores de 6 años están en riesgo de pobreza en España, posicionando a este país en el 3er puesto de la UE con Pobreza infantil. Pero, ¿qué significa que estos niños están en riesgo de pobreza? Irene Lebrusán nos cuenta con mayor detalle este tema tan importante.

Un artículo de Irene Lebrusán Murillo

(Artículo originalmente publicado en:http://agendapublica.elperiodico.com)

POBREZA INFANTIL EN ESPAÑA ¿ES REAL SI NO LA TENGO CERCA?

La situación política en Cataluña ha sido el centro de atención en los últimos días, poniendo de manifiesto problemas ya sospechados de nuestro sistema político, pero sobre todo, nos ha servido para discutir. Mucho. Twitter, el patio de vecinos peor avenido, ha sido escenario de discusiones entre amigos virtuales y también de los de la vida real, de unfollows y otros comportamientos de la vida virtual que a mí me ha costado seguir. En medio de las discusiones, más o menos educadas, sí me sorprendió que una de las armas arrojadizas, repetida además en varios hilos, fuese la de la pobreza infantil, y de si el sentimiento patriótico se preocupaba o no por la vulnerabilidad de los menores. Ante este argumento, en más de una ocasión, otra persona (o varias) contestaba: “Esto es (métase el territorio que cada persona considere), aquí no hay pobreza infantil”.

Mi sorpresa no la despertaba tanto la cuestión de esgrimir la situación infantil como arma arrojadiza (se hace más a menudo de lo que pudiera parecer, y sirve para justificar o atacar diferentes posturas respecto a distintos temas) como esa idea persistente de que en España si un niño va al cole sin desayunar, es porque se levantó sin hambre.

No me malinterpreten; mi intención es poner el punto de atención sobre el desconocimiento que tenemos acerca de nuestra propia situación social y cierta tendencia a negar que en España, la “estabilización” de la crisis o los supuestos “brotes verdes” no solo no han acabado con la pobreza, sino que se ha recrudecido entre los menores. Muy al contrario, España es el tercer país en pobreza infantil en la UE.

La negación de la pobreza, en niños u otros grupos de edad, no es exclusiva de las redes sociales; parece que nos resistimos a creer que en España 70.510 personas residen en viviendas que no tienen acceso al agua corriente, que 39.766 mayores de 65 años no tienen inodoro en el interior de su vivienda (datos censo 2011, INE) o que haya crecido en un 56% el número de hogares conformados por dos adultos y dos niños que viven con menos de 700 euros al mes.

Por una parte, es natural que queramos negarnos a reconocer esta realidad (las elevadas cifras de pobreza en nuestro país tienen unas implicaciones que cuesta reconocer) pero también es verdad que los datos no son fácilmente accesibles para todo el mundo, por lo que es comprensible que generalicemos a partir de nuestra realidad más inmediata.

Villarroya y Verani, en su trabajo para el Observatori Social la Caixa, nos facilitan la labor de búsqueda de los datos y realizan una serie de barómetros de inclusión social que podemos utilizar para reflexionar sobre la pobreza infantil en España. Vamos a empezar por los más pequeños:


Gráfico 1. Porcentaje de niños menores de 6 años en riesgo de pobreza

Fuente: Villarroya y Bellani (Observatorio Social de “la Caixa”).


La situación de los niños menores de 6 años en riesgo de pobreza en España no solo muestra una tendencia al alza, sino que supera la situación que se produce tanto si comparamos con la Unión Europea (27 países) como si comparamos con Alemania, Noruega o Italia, especialmente para las fechas más recientes. La idea de que los niños noruegos estaban mejor que los españoles podía intuirse antes de ver los datos, pero es que también presentamos peores datos que países como Italia y Portugal -que no están precisamente en una situación desahogada-. Sin embargo, más que la peor posición comparativa (no es que los otros países tengan resuelto este problema) lo que resulta preocupante la tendencia y el gran aumento 2013-2014 (el mayor aumento en España de toda la serie).

Pero, ¿qué significa que estos niños están en riesgo de pobreza? La población en riesgo de pobreza es aquella que reside en hogares con ingresos anuales inferiores al del umbral de pobreza, que se establece en el 60% de la renta mediana disponible. Es decir, hogares que incluso después de las transferencias sociales como son la prestación por desempleo o pensiones de todo tipo, siguen teniendo unos ingresos que están por debajo de la renta mediana disponible equivalente. Esto es más comprensible con el siguiente ejemplo: según la información que proporciona la Encuesta de Condiciones de Vida del año 2015 en España, el valor del umbral de pobreza de un hogar de una sola persona era de 8.011 euros anuales, el de un hogar formado por 2 adultos y 2 niños menores de 14 años era de 16.823 euros anuales. Los hogares con unos ingresos anuales inferiores a éstos estarían considerados en riesgo de pobreza.

No es solo que los niños presenten una mayor inclinación a la pobreza que otros grupos de edad sino que tener hijos se convierte en acelerante de la pobreza: los hogares con hijos dependientes a cargo tienen una tasa de riesgo de pobreza mayor que la que presentan los hogares sin hijos dependientes. Asimismo, el valor de la tasa de riesgo de pobreza aumenta en los hogares formados por un adulto con al menos un hijo dependiente a cargo o en aquellos hogares en los que ninguno de los dos progenitores trabaja. Si esta asociación ausencia de empleo-pobreza en hogares con niños es esperable, es el aumento del riesgo en la serie 2007-2012 lo que preocupa, especialmente cuando nuestros vecinos portugueses, que en esta variable presentan valores más elevados en toda la serie, consiguen una tendencia a la baja mientras que España empeora:


Gráfico 2. Porcentaje de niños menores de 15 años en los que ninguno de los dos progenitores trabaja y que, por tanto, se halla en mayor riesgo de pobreza y/o exclusión social.

Fuente: Villarroya y Bellani  (Observatorio Social de “la Caixa”).


¿Qué nos dice este gráfico? Que cuando los hogares con hijos pierden sus trabajos, incluso tras las transferencias sociales que les corresponden, no pueden evitar estar en situación de pobreza. Es decir, el Estado de Bienestar español no dispone de suficientes mecanismos para evitar situaciones de pobreza infantil. Pero además, una vez que los niños están en situación de pobreza (sea cual sea su hogar y situación) les va a costar más salir de la pobreza que a los niños de otros países europeos:


Gráfico 3. Duración de la pobreza relativa en hogares con niños menores de 15 años

Fuente: Observatorio Social de “la Caixa”


No estamos por lo tanto ante “situaciones puntuales” en las que los hogares tienen ingresos más bajos de lo habitual, sino que estas situaciones de ingresos inferiores a los del umbral de pobreza se dilatan en el tiempo, de modo que estamos antes una pobreza persistente. Así, de los países señalados, y en referencia al periodo de 4 años que mide la estadística (no porque la pobreza no dure más, sino porque los problemas de medición nos impiden conocer datos más allá de ese periodo de tiempo) en España los niños pobres lo son durante más tiempo.

Hay mucho más que decir sobre la pobreza infantil, pero de manera muy breve, estos gráficos nos ayudan a constatar que la pobreza en los niños no solo está lejos de ser resuelta, sino que su persistencia en el tiempo y la tendencia en los años recientes apuntan a un elevado riesgo de que este problema pase a convertirse en un rasgo definitorio de la sociedad española.

Artículo realizado con la colaboración del Observatorio Social de “la Caixa”

Dejamos el enlace directo al artículo en el siguiente link:

Pobreza infantil en España

Posted by moon in Sin categoría, 0 comments
Publicación del nº 1 de la revista sociedad e infancias.  Directores Jesús leal y Marta domínguez

Publicación del nº 1 de la revista sociedad e infancias. Directores Jesús leal y Marta domínguez

¿Que es Sociedad e Infancias?

Sociedad e Infancias es una revista interdisciplinaria e iberoamericana, cuyo objetivo es promover el conocimiento científico sobre las vidas de los niños, niñas y adolescentes, principalmente en el ámbito español, portugués e iberoamericano y orientado en la línea de los nuevos estudios de infancia.

 

PUBLICACIÓN DEL Nº1

Resumen.

En la colonización del subcontinente que hoy llamamos América Latina, similar a la de otros continentes, los conquistadores europeos consideraban a los pueblos originarios como infantiles o aniñados. Las analogías infantilizadoras atribuían a los pueblos colonizados un intelecto limitado, lo cual permitía justificar la colonización como misión civilizadora así como tratos discriminatorios y racistas hacia los niños y niñas de estos pueblos, y los que resultaron de relaciones sexuales entre conquistadores y mujeres indígenas y afrodescendientes. En este ensayo, el autor presenta prácticas diferentes pero cuyos orígenes son similares: primero, la arbitrariedad racista que se daba a niños así llamados “ilegítimos” o “irregulares”; segundo, el trato que se brindaba a niñas y niños indígenas y afrodescendientes con el fin de “civilizarlos”; y tercero, la persecución y “limpieza social” en contra de los niños que no cumplían con las ideas predominantes de una infancia socialmente aceptada. Estas prácticas se basaban en los conceptos racistas de los gobernantes coloniales y repercuten en las sociedades latinoamericanas hasta el día de hoy.


En este número:

  • En la sección monográfica: artículos originales que dan cuenta de la infancia indígena, la infancia urbana, el género en el paso de la infancia a la adolescencia, la pobreza que afecta a niños y niñas en países desarrollados, la vida en el sistema de protección a la infancia…
  • En la sección miscelánea: reflexiones sobre metodologías de investigación con niños y niñas.
  • Recensiones de textos básicos y Otras colaboraciones.

Contacto: sociedadeinfancia@ucm.es


 

 

El nacimiento de esta revista se debe, en buena parte, a una suma de inquietudes que estaban latentes entre las personas estudiosas de la infancia y la adolescencia en España, Portugal y los países de América Latina que comparten con aquéllos el respectivo idioma. A través de contactos cruzados entre unas y otras, se había puesto de manifiesto, en sucesivas ocasiones, la necesidad que sentíamos de disponer de espacios donde poner en común tanto nuestras intuiciones como nuestros hallazgos en el campo del conocimiento científico que pone su foco sobre la vida, las circunstancias de vida, los acontecimientos y las acciones que afectan, y de los que son protagonistas, los niños, niñas y adolescentes de nuestros respectivos países.

Acceso al texto completo en pdf: https://revistas.ucm.es/index.php/SOCI/article/view/55646/51606 

 

 

Dejamos el enlace directo en el siguiente Link:

Sociedad e Infancias

Posted by moon in Sin categoría, 0 comments
VUPACI: ¿Que dificultades encuentran los jóvenes ante la compra de una vivienda?

VUPACI: ¿Que dificultades encuentran los jóvenes ante la compra de una vivienda?

A pesar del paso de los años, la cultura popular referida a la independencia de los jóvenes sigue teniendo una connotación negativa, dado que en el mayor nº de los casos supone un gran endeudamiento en el momento de realizar a este paso. Aunque los jóvenes, a la hora de emprender este cambio, tienen en cuenta que su sueldo puede no incrementarse en el futuro, el número de préstamos hipotecarios sigue siendo elevado, puesto que sigue siendo un bien que se irá “revalorizando” con el tiempo.

Marta Domínguez señala que ante esta situación no existe alternativa “visible”, gracias a las políticas de vivienda existentes que han sido uno de los detonantes que han dado lugar a esta situación. Mientras que en otros países si existen alternativas a las viviendas cuando alguien se quiere emancipar, como por ejemplo en  Reino Unido donde se incentiva la idea del alquiler ante la propuesta de compra de propiedad.

 

 

 

(Articulo originalmente publicado en:http://www.bolsamania.com)

Por Marta Gracia

 

“España sigue fiel a la ‘generación JASE'”

 

Bolsamanía

 

Hay cosas que, según parece, no cambian. La cultura de la propiedad instaurada en España hace que los jóvenes quieran tener una vivienda, aunque para ello tengan que endeudarse. A esta cultura ha ayudado que las políticas de vivienda, las fiscales y las condiciones crediticias hayan sido favorables. A pesar de la crisis, parece que este escenario no ha cambiado.

 La ratio de endeudamiento entre las familias jóvenes, entre 16 y 34 años, es “estratosférica”, de más del 200%, según el estudio de ‘Longevidad y cambios en el ahorro y la inversión’. Un porcentaje que también comparte el Estudio Financiero de las Familias del Banco de España, que sitúa esta ratio (de deuda sobre renta del hogar) en el rango de edad entre 20 y 40 años en el 235%.

Este endeudamiento, tal y como explica Javier Santacruz, autor del estudio de ‘Longevidad y cambios en el ahorro y la inversión’, se debe a la adquisición de la primera vivienda. “Lo que hacen las personas más jóvenes es incurrir en la compra de la vivienda en el momento en el que han empezado a trabajar, por eso el nivel de endeudamiento es muy grande con respecto al nivel de ingresos”, explica el economista.

La debilidad radica en adquirir una deuda elevada a largo plazo consistente en creer que en el futuro se tendrán mayores ingresos, que puede que posteriormente no se materialice

Así, añade que esa ratio va cayendo a lo largo de su ciclo vital, conforme el sueldo va a aumentando. Pero hay un problema: los cálculos se realizan sobre algo tan sumamente incierto como es el futuro. “Los jóvenes tienen en cuenta lo que van a ganar dentro de unos años”, puntualiza Santacruz.

Con esta ratio “tal alta” se parte de una situación débil, tal y como explica Javier Santacruz. La debilidad radica en adquirir una deuda elevada a largo plazo, como ocurre con un préstamo hipotecario para comprar una casa basándose en unas expectativas, consistente en creer que en el futuro se tendrán mayores ingresos, que puede que posteriormente no se materialice. De hecho, Santacruz añade que es el momento en el que se debería planificar el endeudamiento a largo plazo, debería ser cuando se asiente la vida laboral de una persona, puesto que este aportará mayor claridad sobre el futuro. No obstante, apunta que el joven español piensa que está adquiriendo un bien que va a ser por toda la vida, “que va a ser un fondo de pensiones y que se va a ir revalorizando con el tiempo”.

 


POLÍTICAS PARA INCENTIVAR LA PROPIEDAD

El economista destaca que cuando uno hace ese tipo de adquisición “piensa que le va a ir bien y por eso está dispuesto a endeudarse”. Sin embargo, en Alemania y Reino Unido, países con los que se compara en el estudio, prefieren esperar, “tener una seguridad en el trabajo y descontar los flujos de renta”. El ratio de endeudamiento en estos países es menor. En Alemania se limita al 70% y en Reino Unido se sitúa en el 150%

Santacruz explica que lo que se hace en España es vender al banco “nuestro futuro”. 

“Estamos descontando muy fuertemente el futuro, porque somos personas que preferimos tenerlo ahora que no dentro de cinco años”, juzga.

Marta Domínguez, profesora de sociología urbana UCM y presidenta del grupo de Sociología Urbana de la FES, señala que en España hay esa cultura de la propiedad porque no hay alternativas visibles. Además, asegura que viene derivada por unas políticas de vivienda que se han llevado a cabo desde hace muchos años, “como en los años 70 cuando se empezó a desgravar por la compra de vivienda y no por el alquiler”, ejemplifica.

Ante esto, Domínguez alerta que lo que se consigue es que se trata como un activo financiero “algo que es un derecho”. La profesora añade que en España “la vivienda es un asunto de familia no del Estado. En otros países hay alternativas a la vivienda cuando te emancipas”.

 

 


EL ENDEUDAMIENTO, SIEMPRE PRESENTE

El endeudamiento entre este rango de edad (16 a 34 años), según Santacruz, ha sido un denominador común en la historia reciente de España. “Siempre ha estado muy alto y dependiendo de la fase del crédito ha sido un poco más alto o un poco más bajo”, explica. El economista señala que ahora las condiciones crediticias son más duras, a pesar de que los tipos de interés están bajos” Ahora la gente se lo piensa un poco más”, asegura.

Sin embargo, comenta que durante los 2000 era muy fácil conseguir el dinero.

“Antes se conseguía el 100% o el 120% del valor de escritura, ahora difícilmente consigues un 50% y si ya consigues un 60% es dando gracias y presentando tropecientos avales”, asegura.

Por este motivo, señala que la dificultad de unas condiciones de concesión de crédito “tan duras, viene bien para reducir el endeudamiento”. Así, explica que la gente está esperando ahora a que dentro de tres o cuatro años esas condiciones sean menos duras, “aunque los tipos de interés sean más altos”.

El economista explica que el “boom” de endeudamiento de las familias más jóvenes viene con la entrada de España en el euro, “aunque poco a poco va mejorando, pero muy lentamente por la época en la que estamos” y sobre todo por haber restringido de forma importante el endeudamiento con condiciones crediticias más duras.

“Para comprar una vivienda hoy en día necesitas un patrimonio familiar. No es fácil que te den un crédito, necesitas ayuda”, coincide Marta Domínguez.

las-mejores-hipotecas-para-jovenes


¿EL ALQUILER COMO ALTERNATIVA AL ENDEUDAMIENTO POR VIVIENDA?

El alquiler está ganando terreno respecto a la compra, aunque la cultura española sigue siendo la de adquirir una vivienda. En 2011, la tasa de alquiler era del 17%; en 2016 se ha elevado al 21%. “Es un proceso que existe, pero es muy lento y está sujeto a la coyuntura económica”, apunta Santacruz.

De hecho, matiza que “si ahora mismo los bancos empiezan a dar crédito, no ya de una forma más barata, sino que las condiciones se ablanden me temo que se volverá a lo de siempre”.

A pesar de este repunte, Domínguez puntualiza que “no hemos salido de ese modelo de propiedad, porque está muy incentivado fiscalmente”. Por esto, la profesora de sociología urbana apunta a que es necesario un cambio de política “seria y no de parches”. Sin embargo, asegura que será difícil cambiar esa cultura porque “son muchos años de propiedad”.

Asimismo, afirma que es necesario que se potencie el alquiler, que se pongan en funcionamiento las viviendas vacías “y que los bancos se adapten a un mercado cambiante, ahora la gente no siempre tiene un trabajo estable para toda la vida”.

Por otro lado, los alquileres en Reino Unido y en Alemania sí que están más afianzados. “Reino Unido es un país donde el que compra vivienda, que no es todo el mundo, ni todos los jóvenes (no es algo habitual como en España), lo hace para alquilar”, apunta el economista.

Y para tomar esta decisión, Santacruz lanza una sencilla receta: que el alquiler salga más rentable que la hipoteca.

 

 

Dejamos el enlace directo al artículo en el siguiente Link:

JASE: Jóvenes Aunque Sobradamente Endeudados

Posted by moon in Sin categoría, 0 comments