Primer seminario: Vulnerabilidad, participación y ciudadanía

SESION 2. Segregación y vulnerabilidad.

JESUS LEAL. Catedrático de Sociología en la UCM.

La intervención de Jesús Leal se centra en destacar la importancia de la estructura social de la ciudad, relacionando la burbuja inmobiliaria y la burbuja demográfica, haciendo especial hincapié en la población inmigrante y su distribución en la ciudad. Para ello, Leal destaca el efecto que los cambios acontecidos tanto en el mercado laboral como en el mercado de la vivienda han tenido sobre la distribución de los grupos sociales en la ciudad; destacando la evolución de las categorías socioprofesionales (profesionales y asalariados, principalmente) y la impronta que la evolución diferenciada de los salarios tiene en las trayectorias residenciales.
Leal ilustra esta correspondencia de efectos sobre la ciudad con la presentación del caso de la ciudad de Madrid, en la cual se hace la distinción más significativa; ya que además de ser la ciudad más segregada de Europa, existe una importante correspondencia entre segregación de la población y la propia morfología de la ciudad.
Para concluir su intervención, Jesús Leal incide en la evolución de los colectivos vulnerables en el tiempo y el espacio determina que una acción en cualquier parte de la ciudad incide en el conjunto de la misma y las diferentes partes (sur y norte).


MARGARITA BARAÑANO. Profesora de Sociología en la UCM.

La intervención de la profesora Barañano comienza con dos afirmaciones teóricas relevantes: por un lado la necesidad de entender que la vida en términos generales se ha vuelto más vulnerable, en el cual las condiciones de vida son peores si nos basamos en la comparación con el modelo de mayor seguridad y estabilidad de décadas pasadas; y por otro lado la necesidad de redefinir la concepción social y conceptual de términos como vulnerabilidad, estigma o exclusión.
Este punto de partida incide en que se ha producido un proceso de complejidad de espacios vulnerables y procesos de vulnerabilidad (gentrificacion, globalización y guetización) y ante los cuales la percepción vecinal y el discurso de éstos se han de convertir en herramienta y estrategia común e integrada por mejorar el estado de los ámbitos en condiciones desfavorables.
Por último, Margarita Barañano incide en la importancia de tener en cuenta que al haberse complejizado tanto los términos teóricos como los espacios vulnerables, el carácter multiescalar de la vulnerabilidad es evidentes, partiendo desde el carácter Local (chabolismo), Globalizador (desindustrialización) y transnacional (relación estado-autonómico y local).


VICTOR RENES. Cáritas – FOESSA.

La intervención de Renes en el Seminario VUPACI se puede resumir en el análisis de la diferenciación entre centro y periferia para entender los procesos de vulnerabilidad desde el barrio y en el barrio. La periferia no debe ser pensada desde el centro.
Renes parte de la necesidad de tener en cuenta que las periferias de la ciudad, que antes era margen de la ciudad, se apropian de la plusvalía que surge con el paso del tiempo y rompe la trama tradicional de barrio; conformando lo que Renes denomina como Urbanismo Puzle, en la que los grupos contrapuestos en un mismo barrio ya que la ciudad los ha realojado así.
Este problema termina por crear una lógica perversa: la ciudad se acuerda de la periferia cuando la necesita. ¿Qué derecho a la ciudad si la periferia no es ciudad? terminando por ser sumidero de la crisis, recortes, paro, etc., concentrando grupos que son una explosión en potencia. Las periferias son estructura urbana de lo sobrante de la ciudad pero que la ciudad necesita como mano de obra, por ejemplo. Es así como se entiende que estos procesos de vulnerabilidad se den en una periferia que ha sido abandonada históricamente.
Es en esta periferia, con graves problemas de empleo pero sobre todo de participación en la escolarización, donde se dan rupturas en la comunicación con la Administración y en las que puedan tener éxito ciertas políticas conservadoras (como Le Pen en Francia) dado a la creación de discursos más convencen a este tipo  de población.
Como solución a este tipo de problemas, Renes determina que nada mejor que el sentido común y la coherencia entre administración y Ciudadanía, basándose en la inclusión de la población que reside en el barrio y su potencial inclusión en la gestión de un territorio; partiendo de lo concreto a lo estructural.